C/ Barrameda, 86

¿Qué es para ti la felicidad?

pjm_2238

Para muchas personas responder a esta pregunta es tan difícil como responder a la pregunta ¿Qué es para ti “normal”?. En numerosas ocasiones cuando las personas deciden acudir a consulta te dicen “Yo quiero volver a ser feliz” “Quiero sentirme como me sentía antes de todos estos problemas” “Quiero volver a ser la persona que era” “Quiero ser la esposa/madre/hija/marido que era hace solo unos meses y que ahora no soy”. Estas personas te piden a “gritos”, metafóricamente hablando, que les devuelvas su “felicidad” y “su esencia” como personas, antes de que los problemas que tienen le arrollaran y le sobrepasaran.

A continuación de esa petición y para poder ayudarles de la forma más optima posible, les hago la siguiente pregunta ¿Qué es para ti la felicidad? y de pronto veo como su cara se transforma en una gran interrogante sin respuesta. Hay personas que no saben qué decirte, hay otras personas que simplemente se mueven en cánones sociales de lo qué es la “felicidad”. A modo de ejemplo tienden a exponerte que su felicidad se basaría en tener una casa, pareja, dos hijos, a ser posibles un niño y una niña, un trabajo estable, irme de vacaciones una vez al año, viajar, y un largo etcétera de convenciones sociales, que a veces y algunas de ellas, no le aportan esa ansiada “felicidad”.  Otras personas te comentan que su “felicidad” reside en recuperar su vida anterior a todo aquello que le esta perturbando ahora.

Tras escuchar diferentes respuestas, empieza mi labor para esclarecer “su felicidad”. Para ello partimos de dos premisas básicas que he expuesto en este Blog en otra ocasión. Les doy a elegir entre dos frases: “Tienes que sentirte bien para poder vivir bien” o “Tienes que vivir bien para poder sentirte bien”.  Se tiende a escoger la frase “Tienes que sentirte bien para poder vivir bien” y que ha sido la que ha fomentado su continua “infelicidad”, ya que ponemos nuestra “felicidad” en factores incontrolables como son las emociones, los pensamientos, los recuerdos, etc. que generan los sentimientos de frustración al no poder controlarlos, llevándonos a sentimiento de incompetencia y nos genera insatisfacción.

Para poder establecer y llevar a cabo la premisa de “Vive bien y te sentirás bien”, tenemos que delimitar qué cosas son importantes para la vida de esa persona y para ello nos servimos de la Terapia de Aceptación y Compromiso, sacando a relucir aquellas cosas importante para la persona y en función de sus valores. Se trata de contrastar qué ámbitos son importantes para la persona con una numeración del 1 al 10, como ejemplo, se suele trabajar en áreas de familia, pareja, hijos, trabajo y formación, tiempo libre y ocio, espiritualidad, salud, etc. Os adjunto el documento que yo suelo utilizar y que os puede resultar útil.

Cuestionario-de-valores-Importancia-y-consistencia-argentino

La persona puntúa del 1 al 10 cada área en función de la importancia que ella misma le da. Esta es la parte más importante, porque hay que tratar de desligarnos de la influencia social y decidir por uno/a misma la importancia que tiene, no existiendo una puntuación más adecuada que otra. Hay mujeres que al área de hijos/as le dan una puntuación de 2 y otras de 9, no hay una mejor respuesta que otra, solo la que sea valida para la personas y sus valores.

Tras esto, nos dedicamos a desarrollar y analizar cómo la persona esta cuidando esa área, para que seamos consistentes. Es decir, si yo a mi trabajo le doy una importancia de 8 pero después llego tarde a trabajar continuamente, en mis horas laborales no me implico con la tarea, no tengo interés por reciclarme y formarme, etc., esa inconsistencia lo que produce es un continuo malestar y la causa de la “infelicidad”. Por ello, y si queremos llegar a esa “felicidad” tan ansiada, vamos a transformarla en SATISFACCIÓN con las cosas que son importantes para mi, porque es de esa forma como realmente se alcanza sentimientos y emociones más placenteras. Para ello tengo que cambiar mi forma de actuar, ya que es el eje principal de la consistencia con mis valores y con la importancia que le doy a cada área de mi vida. Por ejemplo, hay personas que en su área de salud establecen un 7 a nivel de importancia, fijándose el objetivo de dejar de fumar, para que lleguen esos sentimientos que ansiamos de “felicidad” y satisfacción tengo que establecer pautas de conducta para conseguirlo, como puede ser fijarme una fecha para dejarlo, reducir diariamente el número de cigarrillos, etc.

Vamos a trabajar para cambiar nuestras forma de actuar, ya que como Albert Einstein sugirió: “no podemos resolver nuestros problemas con los mismos modelos de pensamiento con los que los creamos”. Solamente entonces estaremos construyendo nuestro camino a la “felicidad” o como me gusta llamarla a mi, a la SATISFACCIÓN.

Muchas gracias por visitar este Blog de Psicología.  ¿Te ha gustado el artículo? No olvides darle “Me gusta” y compartirlo con tus amigos/as.

Sí tienes alguna sugerencia, comentario o duda, no dejes de escribirme a mi correo electrónico angelescalero@cop.es o rellenar el formulario que aparece a continuación y con gusto responderé.

María de los Ángeles Calero Serrano

Psicóloga Sanitaria, Perito Forense y Formadora Profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al visitar nuestro sitio web, aceptas las cookies que usamos para mejorar la navegación. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información. Más información | Cerrar